Convención aprueba cronograma de trabajo constitucional

El organismo respaldó por 124 votos a favor, 13 en contra y 11 abstenciones la propuesta que establece las primeras votaciones para la semana del 7 al 11 de febrero.

Noviembre 3, 2021
Convención aprueba cronograma de trabajo constitucional

La Convención Constitucional aprobó en esta jornada la propuesta de cronograma para su funcionamiento y que estableció las fechas de votaciones, las cuales se esperan para la semana del 7 al 11 de febrero.

El calendario elaborado tomando en consideración las observaciones presentadas por las y los constituyentes representantes de los colectivos -presentado por Rodrigo Bermúdez, de la Secretaría Técnica- otorga más tiempo para elaborar las iniciativas constitucionales aumentando de 12 a 21 las sesiones plenarias para las votaciones y fija como días tentativos los viernes hasta total despacho, en caso de ser necesario.

Sobre la iniciativa popular de ley – es decir las iniciativas que presente la ciudadanía- el plazo se abriría el próximo 8 de noviembre y se cerrará el 6 de enero del 2022. Mientras que la convocatoria a plebiscito dirimente, para las normas que no alcancen los 103 votos pero que superen los 93, quedó para el 28 de mayo.

La Mesa de la Convención valoró este paso, afirmando que “ha sido una jornada muy positiva. Más de 120 votos a favor en el pleno dan cuenta de un trabajo transversal, un trabajo horizontal que se está realizando en la Convención Constitucional, recuperando de alguna manera el ritmo de trabajo y aprobaciones que hemos visto también en las comisiones provisorias” dijo el vicepresidente Jaime Bassa.

A su vez, la vicepresidenta Elisa Guistinianovich agregó que “estamos avanzando a un muy buen ritmo y vamos a iniciar con lo más nutritivo del proceso, que es el debate, la deliberación”.

Consultado respecto a cuáles serán los primeros temas a votar, el vicepresidente Pedro Muñoz explicó que luego de la aprobación del texto “cada comisión tiene que estructurar su propio cronograma. De eso va a depender qué normas se votan primero y cuáles después”.

Debate

Durante las exposiciones, las y los convencionales expresaron sus distintos puntos de vista. Para algunos la propuesta fue considerada realista, mientras que para otros se debió haber ajustado al plazo inicial de nueve meses establecidos en la norma constitucional que regula el proceso constituyente.

También varios cuestionaron que se fijara en el cronograma el plebiscito dirimente, en circunstancias de que para llevarlo a cabo primero es necesario que se apruebe una reforma constitucional por parte del Congreso.

El documento aprobado establece, además, que las últimas votaciones se harán en los plenos de la semana entre el 20 y 24 de junio, fijando el término del trabajo de la Constituyente entre los días 4 al 8 de julio del 2022.

Y se consideran evaluaciones mensuales desde enero y la secretaría debe informar del avance del cronograma y se considera en este el informe de la participación y consulta indígena.

Discursos de apertura

Convencional constituyente Adriana Cancino

En la jornada también se llevaron a cabo los últimos tres discursos de los constituyentes que se encontraban pendientes debido a cuarentenas por Covid que debieron cumplir los convencionales Tomás Laibe, Adriana Cancino y Pedro Muñoz:

Tomás Laibe: En sus palabras destacó que viene “del último rincón del planeta, de Aysén, orgulloso de lo que somos, pero crecí con miedo, ser gay me ha permitido vivir el miedo de salir a la calle, de expresarte, de ser como eres, porque la exclusión sigue postergando a los de siempre. El aislamiento acarrea frustración, consumo de alcohol y droga, por eso vengo a esta Convención, para tratar de cambiar a ese Chile que se olvidó de mi tierra”.

Adriana Cancino: Se refiere a su discapacidad, destacando que es la única constituyente que representa a ese sector de la sociedad y, por eso pidió que piensen en todos aquellos niños que sufren alguna discapacidad. “Por aquellos que no se atreven a soñar, estamos en un momento histórico, es ahora cuando debemos devolverles sus derechos. Vivienda, salud y trabajo, son algunas de las deudas que el Estado tiene con las personas discapacitadas. La nueva Constitución debe garantizar sus derechos, porque nuestro proyecto requiere de todas las voces. La inclusión es tarea de todas y todos”.

Pedro Muñoz: “Sueño un país de las libertades y del respeto, construido en la palabra, creo que en el nuevo Chile el poder debe ser devuelto a las personas; creo en el Estado plurinacional, cuidador, creo en todas las formas y espiritualidad. Sueño un país lleno de bibliotecas abiertas, teatros, un país vibrante, inclusivo. Hoy es posible el país de Gabriela Mistral y Salvador Allende. Bendita sea la hora en que el pueblo despertó”.

Skip to content